Portada, Técnica de estudio
Compartir:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

¿Sistema de vueltas ? ¿o arrastre?

Si empiezas a estudiar y esto de vueltas y arrastre te suena a chino, necesitas tenerlo claro ya.

Una de las mayores complicaciones de una oposición es memorizar tanta cantidad de información a largo plazo. Hasta ahora, no habíamos tenido que memorizar tantos temas a un año vista. Por eso, lo que entendíamos por “estudiar” no vale para opositar y la estrategia de estudio no puede ser la misma que la de la universidad o cursos anteriores, cuando teníamos 10 temas y el examen era dentro de un mes. Hay que incorporar nuevas estrategias.

El sistema de vueltas te va a permitir hacer estudios intensivos de cada tema además de avanzar de forma equilibrada por todo el temario. Consiste en empezar por el tema 1, avanzar hasta el último tema y luego volver a empezar por el 1. Para no caer en “el síndrome del artista” (como yo le llamo coloquialmente) y eternizarte con un tema sin saber cuando dejarlo porque nunca te lo sabes como a ti te gustaría, es fundamental hacer una planificación a largo plazo que te permita hacer un mínimo de 5 vueltas en 12 meses (depende de la longitud del temario).

La cantidad de temas que puedas estudiar a la semana aumentará con el número de vueltas, tardando cada vez menos tiempo en completar la vuelta. Es decir, progresivamente dominarás más cada tema y dedicarás menos horas a estudiarlo.

Estos estudios incluyen generar tu propio material. Yo lo hice así, porque para hacer material esquematizado necesitaba cierto dominio del tema:

  • Vuelta 1: resúmen (esta vuelta es la más larga y pesada)
  • Vuelta 2: esquema largo y tarjetas de memoria
  • Vuelta 3: esquema corto y tarjetas de memoria
  • Vuelta 4: mejora de esquema y tarjetas de memoria.

[*TRUCO: Lleva un registro de cada vuelta y anota en qué fecha estudias cada tema y cuántas horas le dedicas, para comprobar que efectivamente cada vuelta dedicas menos tiempo y confirmar que lo estás haciendo bien.]

Ahora bien, en una oposición tenemos demasiados temas como para que no se olviden de vuelta en vuelta, por eso hay que incluir e intercalar arrastres o repasos dentro de cada vuelta, para que la información que hayas estudiado no se olvide. Porque, si no lo repasas, se te olvidará y perderás precisión.

Por tanto, incluye dentro de tu planificación mensual días o semanas (depende la longitud del temario) de repaso de todo lo anterior. Yo lo hacía cada 2 semanas, posteriormente cada 3. Ese día debes repasar todos los temas que llevas de la vuelta o, lo que es lo mismo, arrastrar el estudio del contenido anterior para reactivarlo y no permitir que se olvide por el paso del tiempo. Un vez tienes tu propio material esquematizado y resumido, los repasos son más sencillos y rápidos.

En mi opinión, lo óptimo es crear un sistema mixto de vueltas y arrastre organizado, planificado y ordenado. Al hacerlo así, podrás integrar y memorizar el contenido progresivamente del siguiente modo:

  • de más general a más específico
  • de menor a mayor precisión
  • de estudios más intensivos a estudios más rápidos
  • de llevar menos temas a la semana a llevar más temas
  • de vueltas más largas a vueltas más cortas.

[*TRUCO: Haz una planificación semanal hasta el día de tu examen, o de 10 meses si no tienes fecha de examen, que incluya vueltas y repasos, para tener una previsión de lo que vas a hacer cada mes, evitar improvisar, estancarte en un tema o no llevar un ritmo exigente. Probablemente lo tendrás que modificar, pero ya tienes una hoja de ruta con objetivos y plazos que te marcará la dirección y velocidad correctas.]

Así que, ya sabéis, no escatiméis en planificar, organizar vueltas y arrastres y registrar resultados.

 

Compartir:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Suscríbete a
nuestro blog

4 respuestas

  1. Yo llevo casi 10 Días con el mismo tema, me da vergüenza decirlo, cancele mi día de canto con el preparador, y le dije la verdad, que fue imposible, es un tema de 32 folios e incluye el estudio de un Real Decreto enterito, mi preparador siempre me dice, que no es necesario que lo diga todo al pie de la letra, que como es la primera vuelta, no pasa nada, y como hay una práctica en el examen que me viene bien, pero cuando debo soltar temas como este que son larguísimos y prácticamente imposible no fallar en la 1, o 2 vuelta, debo coger otro, por mi autoexigencia creo que me estoy limitando, pero no se estudiar de otra forma.
    Espero haberme expresado con claridad, y ruego que me indiques un camino o un consejo para no atacarme con un tema.
    Un saludo. Muchas gracias

  2. Hola! Soy opositora de secundaria por lo que mi examen contiene 68 temas, supuesto práctico y defensa de programación. Me propuse hacer de septiembre a diciembre la programación completa, ahora estamos en noviembre y no se si lo podré llegar a cumplir, voy entregando a mis profesores una unidad didáctica por semana aproximadamente para que me la corrijan. Pienso que sí estudio ahora los temas, de aquí al examen no me acordaré, por lo que ahora he empezado a estudiar el índice, introducción, conclusión y bibliografía de los temas. El problema es que por trabajo me queda poco tiempo para estudiar y ya estoy cansada de todo el día… Mi idea es empezar en enero con la memorización de los temas. Me ha parecido super interesante el sistema de vueltas o arrastre, pero me agobia pensar que cuando vaya a empezar a estudiar el tema 15 por ejemplo, antes de comenzarlo tengo que repasarme 14 temas… Esta es mi planificación para mí oposición, dígame si le parece una buena planificación o si sería mejor hacerlo de otra manera, ¿Qué me aconseja?

    1. Deberías repasar todos los temas cada 4 semanas, si no los vas a olvidar o los llevarás muy superficiales, con poca precisión y bastante inseguridad. Tu planificación debe estar escrita y pensada (lee algún post sobre “cómo planificar a largo plazo”) y debe incluir repasos de todo lo anterior cada cierto tiempo.

  3. Vosotras lo recalcáis y yo comulgo con ello: Hay que adaptar esta teoría al caso particular de cada oposición.
    No es lo mismo un temario de 100 Reales Decretos que uno de 400.

    Y, en todo caso, creo que conviene hacer una primera vuelta de leer + resumir cada tema, sin atrancarnos pero sin vaguear. Ese material, junto con las propias leyes, será un material estupendo para agilizar las siguientes vueltas, pienso yo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *