¿Cómo nació OpoCampus?

Hace un par de años recuperé todos los apuntes que generé mientras estudiaba mis oposiciones y me sorprendí de la cantidad y calidad del material que tenía escrito. Así que pensé, que era una pena que quedaran metidos en una caja y decidí compartir todo, por si a alguien le pudiera venir bien.

Así cree mi perfil de Instagram @opo_campus, donde, poco a poco,  fui volcando todos los apuntes, recursos y trucos que me ayudaron a aprobar las oposiciones en un año.

Eso fue creciendo y generando interés en cada vez más personas. Algunas de ellas me preguntaban si les ayudaría con sus oposiciones porque se sentían perdidas. Y durante mucho tiempo, únicamente a través de mensajes o emails, ayudé gratuitamente a todo aquel que me lo pidió.

Al ver que muchas dudas se repetían, decidí empezar a escribir un Blog, donde dar respuesta a los problemas más comunes cuando decides opositar. Y así nació mi Blog, que hice yo misma con un tutorial de Youtube.

Lo último que he decidido ha sido pedir una excedencia en mi trabajo como funcionaria, para dedicarme en exclusiva a ayudar a opositores a través de OpoCampus. Me encanta trabajar con personas que luchan por conseguir su sueño.

Y en este punto nace OpoCampus, un proyecto más elaborado, con el 100% de mi compromiso, ilusión e implicación.

¿Qué es OpoCampus?

Un espacio creado para opositores donde puedes encontrar información y contenidos gratuitos de gran valor para aprender a estudiar con éxito una oposición.

Además, encontrarás diferentes cursos y tutoriales específicos para opositores de materias concretas. Desde estrategias, planificación anual o técnicas de estudio, hasta explicaciones de leyes muy complicadas o podcasts, para que su estudio posterior nunca vuelva a ser igual de difícil.

También encontrarás un enlace directo a mi agenda, para poder reservar tutorías individuales conmigo para que pueda ayudarte personalmente en todo lo que necesites con tu oposición.

No tengas ninguna duda de que, todo lo que encontrarás aquí, ha sido elaborado con la única finalidad de ayudarte.

Si me tuviera que definir, diría que soy bastante  inconformista y a la vez, comprometida al 100% con todo aquello en lo que creo (y, por otra parte,  0% en lo que no creo). 

Cuando empecé a estudiar Psicología en la universidad, aquel sistema educativo supuso tal decepción para mí, que decidí aprovechar todo el tiempo que pudiera entre exámenes y exámenes para hacer otras cosas. Y así, empecé a viajar y a vivir y trabajar en extranjero.

Pasé varios meses en Dublín con trabajos varios entre época de exámenes en la universidad. El año siguiente pedí una beca Erasmus para estudiar en Finlandia. Y el último año de carrera, con una beca Leonardo hice prácticas en Londres. Y ya me quedé allí una temporada trabajando. 

Volví a España y tras varios años trabajando en centros de menores, decidí opositar a Profesor Técnico de Servicios a la Comunidad para trabajar en institutos. 

Me fue muy bien en el examen. Pero, como era concurso-oposición y yo no tenía puntos de méritos,  mi nombre en la lista quedó muy atrás.

No lo dudé y, a pesar de haber dedicado un año a esa oposición (podría haber elegido continuar con la misma en la siguiente convocatoria), decidí buscar otras opciones. Y así cambié de oposición.

En un año saqué plaza como Psicóloga de Instituciones Penitenciarias. Tenía tan claro cómo estudiar y puse tanta carne en el asador, que el resultado fue inevitable.

Ahora, tras varios años trabajando  como funcionaria en lo que me apasionaba he decidido cambiar de nuevo y dedicarme totalmente a la preparación de opositores. 

TE PREGUNTARÁS, ¿POR QUÉ TE CUENTO MI VIDA?

Porque lo que puedes ver hoy de mí, es el resultado de haber tomado muchas decisiones en mi vida, no todas ellas eran a favor de corriente. Me arriesgué, cambié planes originales y de todo ello aprendí mucho. Lo más importante,  a tener muy claro lo que quiero.

A día de hoy, tengo muy claro que quiero estar aquí, ayudándote a conseguir esa plaza que a mí me cambió la vida. Fue la mejor decisión de mi vida. Sin ninguna duda.

Desde entonces soy bastante más libre. Y no me gustaría que te perdieras esa sensación solo por no saber cómo estudiar.