Exámenes
Compartir:
qué llevar a una oposición

¿Qué llevar a una oposición?

Parece una tontería, pero llevas mucho tiempo esperando que llegue este día y puede que, con los nervios, olvides cosas importantes.

Te has memorizado leyes, te has preparado las mejores técnicas de estudio para tus oposiciones, pero el día del examen es vital para que todo salga bien.

Nada es imprescindible, ni va a cambiar el resultado seguramente, pero ayudará a que sientas con mayor tranquilidad, comodidad y seguridad esas horas.

De cara a un examen tipo test, en convocatorias con alta tasa de aspirantes, tienes que saber que puede llegar a ser un poco caótico.

Los baños se colapsan, si estás muy atrás, puedes no escuchar los nombramientos. En facultades alejadas de la parada del metro, puedes llegar a tardar 20 o 25 minutos caminando.

Por eso, es importante que vayas con bastante tiempo de antelación, incluso si te apetece y tienes tiempo, puedes ir unos días antes para ubicar el sitio e ir a tiro fijo el día clave.

Ve al baño antes de entrar y no te coloques muy retirado de la puerta del aula.

Independientemente de la estación de año que sea, debes prepararte para que haga mucho calor, por la cantidad de personas o demasiado frío por el aire acondicionado, así que lleva dos capas de ropa: una de manga corta y una chaqueta o jersey, para quitar o poner en función de la temperatura.

Lleva una botellita de agua, pero cuidado con beber demasiada y te entren ganas de ir al baño en mitad del examen, porque es incomodísimo. Es decir, la llevamos, pero en caso de necesidad.

Frutos secos vienen bien: nueces, almendras, algún plátano, por si te da un pequeño bajón o necesitas más energía.

Es fácil de llevar en el bolso o la mochila, discreto y rápido de comer y digerir. Existen opciones menos saludables, a gusto de cada cual.

Mejor bolígrafo para oposiciones

Asegúrate de llevar dos o tres bolígrafos azules que escriban bien (haz pruebas antes y dedica un tiempo a elegir qué boli te gusta más).

Lapicero con punta o portaminas, goma de borrar y sacapuntas (por si la plantilla fuera para rellenar con lápiz, aunque ya, en casi todas las oposiciones, se utilizan plantillas a rellenar con bolígrafo azul). ¡Ojo! No valen tipo Pilot o de gel.

Así que el mejor bolígrafo es el clásico, y con el que te sientas a gusto.

¡Importantísimo! Un reloj para ir controlando el tiempo. Y, por supuesto el cronómetro en caso de orales.

El DNI y la copia de tu solicitud, por si hubiera algún problema.

A este mínimo imprescindible, añádele lo que creas que puedes necesitar en tu caso, mejor que sobre, que falte.

Por supuesto, ve con ropa cómoda, que no te apriete y con la que te sientas confortable, discreta y segura (lleva horquillas o una goma para recoger el pelo y que no te moleste).

Necesitas tener toda tu energía y atención dirigida al examen, no a cosas secundarias.

Y no dejes para última hora la preparación de la mochila, hazla el día de antes, con tranquilidad, asegurando que no te falta nada importante, así como la ropa que te vas a poner ese día. No merece la pena empezar el día del examen con más estrés añadido: anticípate en todo lo que puedas.

Compartir:

Regístrate para recibir novedades, mi newsletter y todas las ofertas

¡A por tu plaza!

“El tiempo pasa volando, y sin darnos cuenta ya estamos en septiembre. ¿Sin darnos cuenta? ¿En serio? Este topicazo lo oímos año tras año cuando

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.