Motivación, Planificación, Portada
Compartir:
Cómo estudiar después de un suspenso en oposiciones

Cómo estudiar después de un suspenso

¿Cómo estudiar después de un suspenso en las oposiciones? Uno de los momentos más duros de un proceso de oposiciones es cuando vas a por todas y te quedas fuera. Esto pasa muchas más veces de las que nos gustaría. 

Si lo has experimentado sabrás que la sensación que te recorre el cuerpo es muy dura, y los pensamientos que te invaden son de todo, menos positivos. 

Cuando lo has dado todo y no has conseguido tu plaza, aparecen miles de emociones; desde la frustración al miedo, pasando por el enfado y la inseguridad. Las ganas de abandonar serán muy potentes. Pero todo esto es absolutamente normal, permítetelo. 

Date un tiempo antes de volver a estudiar, no hay fórmulas mágicas para reponerse de un suspenso o de haberte quedado sin plaza. Déjalo caer, date tiempo para asumirlo y cuando te sientas preparada o preparado vuelve a intentarlo. 

Cuando retomes el estudio ya no te enfrentarás a este proceso de la misma manera. Pasado este primer impacto llega el momento de reponerse y tomar decisiones importantes

Claves para volver a estudiar después de un suspenso 

1) Analiza las causas del suspenso. Pueden ser: 

  • Ajenas a ti. 
  • No ibas con el suficiente nivel 
  • Tenías el nivel pero el día del examen algo pasó. 

2) Cuídate 

Descansa: Hace falta un tiempo de descanso entre convocatoria y convocatoria. Mínimo 10 días y no más de 1 mes. Si desconectas demasiado perderás rutinas que son fundamentales y que te ha costado mucho implantar.

Recupérate: Es necesario sentir que te has recuperado del esfuerzo anterior y que tienes la energía suficiente para seguir. 

Escúchate: Decide firmemente si quieres continuar. No te dejes llevar por la inercia y seguir sin estar segura o seguro, ni dejarlo porque esta vez no lo has conseguido. 

Toma decisiones:

  • Vuelve a planificar. La prioridad es subir el nivel en los puntos débiles.
  • Decide el número de horas que vas a estudiar.
  • Toma decisiones respecto al trabajo, hijos, ocio, etc.
  • Mantén la constancia en el estudio.

3) Cambia lo que no funciona. La vida es cambio, la oposición también. Deshazte de todo lo que no te ha servido, aunque para otras personas funcione, si no es para ti no insistas. Busca tu propio camino. 

Es muy probable que no sientas la misma motivación que la vez anterior. Toca tirar de oficio y experiencia, como cualquier profesional: haz tu tarea con responsabilidad y compromiso de una forma sostenible y saludable. 

Además…. Piensa que tus competidores tienen mucho menos camino recorrido que tú, mucha menos experiencia, gracias a tu intento anterior les llevas ventaja

Esta nueva oportunidad te permitirá reajustar lo que no ha funcionado y  no volverás a cometer los mismos errores. Recupera la fe en ti, es cuestión de persistir. 

Compartir:

Regístrate para recibir novedades, mi newsletter y todas las ofertas

Cómo preparar exámenes tipo test

Cómo preparar exámenes tipo test

¿Cómo preparar exámenes tipo test? Esta es una pregunta que toda persona que está opositando tiene que hacerse, porque en casi el 100% de los

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *