Motivación
Compartir:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

3 claves para aprobar una oposición

Organización, confianza en ti mismo/a y autocuidado.

De nuevo es alguien que acaba aprobar una oposición, quien explica sus claves para sobrevivir durante 4 años al largo proceso de opositar y no morir en el intento. Ahí van:

 

1. ORGANIZACIÓN.

 Tu preparador/a te va a guiar y orientar en el proceso de oposición. Pero, no olvides que esto es algo a descubrir por uno mismo en base a tus habilidades, tus ganas de potenciarlas, tu tiempo de estudio y tus circunstancias al fin y al cabo.

Sé exigente contigo misma/o pero sin llegar a la extenuación.

La organización en el estudio de la oposición es fundamental para no acabar desbordada/o por el temario y poder aprobar.

Utiliza cuadernos, tarjetas, manuales básicos, legislación original… todo vale y todo es bueno.

Lo importante es que encuentres aquello con lo que mejor trabajas y más fácil te hace el estudio.

Fíjate en otros, aprender de otros es, a mi juicio, la mejor estrategia para mejorar tus habilidades (otros opositores en la biblioteca, por redes sociales, amigos/as…). Todo es bienvenido. Luego lo adaptas a tu ritmo.

Cumple con tu organización. No sirve de nada organizar muy bien tus objetivos y no cumplir tus tiempos de estudio. Ha de ser una rutina que sigas por la inercia del día a día.

 

2. CONFIANZA EN TI MISMO/A.

Tú eres suficientemente buena/o para alcanzar la meta final. Lo eres, y aunque los días malos y los días raros llegarán, aunque ya los hayas tenido, seguirán llegando otros, no pierdas de vista el objetivo.

Está bien estar mal. Todos lo experimentamos, hay que dejar que las emociones salgan, no hay nada malo en ello. Sólo, hazlo con flexibilidad, date margen para estar agobiada/o, triste, enfadada/o, frustrada/o,… y vuelve al camino para seguir con el estudio. Nunca pierdas el objetivo.

 

3. AUTOCUIDADO.

Come sano, descansa, haz ejercicio físico y busca actividades que te desconecten del mundo opositor.

Mi recomendación en base a mi experiencia es, buscar alguna actividad en la que no te relaciones con opositores, o si hay alguno, que no sea buscado de forma intencional.

Apúntate a clases de baile y/o sal a bailar, ve al cine si es tu afición, ve al gimnasio o sal a correr con una amiga o vecino, patina, visita a familiares que te hacen bien a nivel emocional, queda con amigos, continúa con tu rato de voluntariado semanal, invierte un tiempo especial con tu pareja, etc.

Y no menos importante que el autocuidado de forma regular, es, el autocuidado de forma más espaciada. Si estás agobiada/o, no puedes más, si es una de esas temporadas malas, descansa un par de días si tu cuerpo y tu mente te lo piden a gritos.

Vas a curarte en salud, porque al retomar, estarás más estable. 


No he encontrado todavía una palabra que pueda definir qué se siente al aprobar la oposición.

La explosión de emociones hacen de ese instante, único e inolvidable.

Llorar, reír, gritar, saltar…
Todavía, unas semanas después, sigo pensando en ese momento y en que todo el sacrificio continuo durante cuatro años, indudablemente, ha merecido la pena.

 

Si yo he podido, tú también puedes.

Compartir:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Suscríbete a
nuestro blog

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *